Translate

viernes, 12 de octubre de 2018

CARIÑO Antonio Fco. Rguez. A.


CARIÑO
Antonio Fco. Rodríguez Alvarado


Imagen Internet


Nuestras vidas al lado de los astros,
Son tan efímeras como estrellas fugaces.
Al marcharte quise perpetuarte
Sembrando los recuerdos de ti
En el jardín de mi alma.


A plena luz de la luna,
Con lágrimas de amor,
Noche tras noche
Los irrigaba.


Y florecieron…
Rosas tan bellas como tú
Y las llamé cariño
Como te llamé a ti…




Veracruz, Ver. 12.10.18



miércoles, 3 de octubre de 2018

LOCO POR TÚ AMOR Antonio Fco. Rguez. A.


LOCO POR TÚ AMOR
Antonio Fco. Rodríguez Alvarado

lmagen Internet

En este momento no voy a decirte ninguna poesía, solo deseo tenerte junto a mí para siempre. No quiero dejar de verte,  ni que te escapes de mi alma y mis sentimientos. ¿Quieres esconderte…? Ahí tienes mí corazón para que lo hagas. ¡Me harás feliz, cómo siempre!



Sabemos muy bien que lo nuestro es una hermosa locura. La plenitud de nuestro amor es tan inmensa como el fulgor de luna llena. Y hasta las estrellas palidecen porque no conocen un amor tan grande como el nuestro.


Eres tan bella qué no sé si amarte o adorarte. Sabes muy bien que me enloqueces, ¿y sabes qué…? ¡Gozo mí locura… hasta el cielo! Sí, así es, no tengo límites para amarte.


Ahora dime tú… ¿Me querrás igual a como yo te quiero?

Jajaja… ¿te da pena decírmelo?

Muy bien, sólo respóndeme… ¡con un beso!




Veracruz, Ver, México.  03.10.18



sábado, 29 de septiembre de 2018

SUEÑOS COMPARTIDOS Antonio Fco. Rguez A.


SUEÑOS COMPARTIDOS
Antonio Fco. Rodríguez Alvarado

  Imagen Internet


Cuando quieras estar conmigo
No traigas nada contigo.
No quiero que tus apegos
O tus recuerdos
Te den remordimientos
Que te hagan regresar.
Quiero ser tu mundo
El universo que mereces
Y que aún no conoces.
  

Imagen Internet

De ser posible
No esperes despertar
Ven a mí en tus sueños
Y siente la ilusión
De una nueva vida
De amor, de anhelos
Y de placer
En la que nunca, nunca...
Terminará el amanecer.




Xalapa, Ver. México. 29.09.18



viernes, 28 de septiembre de 2018

EL MÍSTICO PASEO DE LA NOCHE Lesbia Gómez


EL MÍSTICO PASEO DE LA NOCHE
Lesbia Gómez

Imagen Internet


Insomne y sin sueños, se paseaba la noche.
La vi caminar solitaria entre sus sombras,
En follajes espesos hablaban los árboles,
Se podía escuchar sin sonido…
El rítmico latir del corazón del silencio.


El cielo, de estrellas, bañaba el ambiente.
Sórdido, era el tímido tañer de las campanas
que al rezo llamaban, a devotas mujeres.
Un aleluya, en himno entonaban reunidas.
Y místico se hacía, el pasear de la noche,
que desnuda de luces, se ocultaba en sus sombras.


Solemnes, se esparcían las brumas,
Era el quejido del peregrino
que se perdía, en sus laberintos de dudas.
En derredor de nostalgias, cantaban las hadas.
No es fantasía, en nenúfares, estaban sentadas.


Y la noche, cansada, y en su caminar solitario,
a los amantes, les abría sus puertas en oquedades
Y entraran a hacer el amor,
en la intimidad virgen, de su vientre.




lunes, 17 de septiembre de 2018

LA LLEGADA DEL CAOS Fco. Javier Fontela García


LA LLEGADA DEL CAOS
(Relato fantástico)
Francisco Javier Fontela García

Imagen de Internet


Escribo esta relación de los hechos que han provocado el caos en el mundo sin saber si algún día alguien llegará a leerla, pues, dadas las circunstancias, no resulta exagerado pensar que el fin de nuestra civilización es inminente.



La primera fase de este apocalipsis empezó hace varios meses, cuando un monstruo de tamaño colosal y forma indescriptible surgió del mar cerca de la ciudad portuaria de Vigo, situada en el noroeste de España. Nunca se llegaron a especificar las dimensiones exactas del monstruo, pero superaba ampliamente en tamaño a cualquier animal marino conocido y no se parecía a nada conocido por la ciencia. Aunque la mera visión de semejante ser fue suficiente para que miles de personas enloquecieran de terror y huyeran despavoridas del puerto, en un primer momento se descartó que pudiera salir del agua y atacar la ciudad, pues, en tal caso, debería morir aplastado por su propio peso, tal como les sucede a las ballenas cuando se quedan varadas en una playa. Craso error: bien porque la constitución de aquel ser no fuera completamente material, en el sentido usual del término, o bien por cualquier otro motivo igualmente inexplicable, el monstruo abandonó el mar sin sufrir el menor daño e inició un ataque brutal contra la ciudad de Vigo, que no tardaría en ser borrada del mapa junto con la mayoría de sus habitantes. Una vez arrasada la ciudad, el monstruo volvió al mar y desapareció sin dejar rastro. Aunque la Armada y la Guardia Civil lo buscaron durante días por toda la bahía y aguas adyacentes, resultó imposible localizarlo. Aquella cosa se había marchado de nuestro mundo tan rápida y misteriosamente como había venido.





Antes de desaparecer, el monstruo había sido grabado por numerosas cámaras y, como es lógico, las imágenes recogidas dieron la vuelta al mundo, apareciendo en todas las televisiones del planeta, así como en innumerables vídeos de Internet. Aquel ser presentaba un aspecto tan terrorífico que su mera visión provocaba un hondo estremecimiento incluso en las personas más audaces, por lo cual no es de extrañar que durante las noches siguientes muchos televidentes e internautas de todo el mundo tuvieran horrendas pesadillas, en las que el monstruo volvía del abismo para extender el horror y la muerte por doquier. Lo extraño es que, con el paso del tiempo, aquellas pesadillas, en vez de atenuarse, se volvieron cada vez más frecuentes y horribles, hasta acabar provocando serios desórdenes mentales en muchas de sus víctimas. Algunas se volvieron locas y otras prefirieron suicidarse antes que volver a soñar con aquel monstruo, que, cual un nuevo Freddy Krueger, parecía ser capaz de atacar a la Humanidad desde el reino de los sueños. Podemos decir que esta fue la segunda fase del Apocalipsis, aunque su gravedad fuera muy inferior a la de lo que vendría después.
Nyarlathotep, imagen Internet


Para combatir aquella epidemia de pesadillas, que llevaba camino de convertirse en un serio problema sanitario, un científico estadounidense llamado Baxter patentó unas pastillas de su invención que impedían soñar. Aunque al principio algunos médicos opusieron reparos a las pastillas del doctor Baxter, este recibió el apoyo de las autoridades y las principales multinacionales farmacéuticas le ofrecieron cantidades millonarias por la compra de la patente. Gracias al apoyo institucional y a una agresiva campaña de publicidad, las voces discordantes fueron reducidas al silencio, más allá de dudosos foros de Internet, donde los presuntos efectos negativos de las pastillas Baxter se mezclaban con teorías “conspiranoicas” y elucubraciones pseudocientíficas de nulo prestigio. Y como la gente estaba harta de soñar con el monstruo, en pocos días se vendieron millones de unidades, que convirtieron al hasta entonces desconocido doctor Baxter en el hombre más rico del mundo (por cierto, al igual que el monstruo él también desapareció misteriosamente, sin que se volviera a saber nada de él). Entonces, literalmente de la noche a la mañana, llegó la tercera fase del horror, infinitamente peor que las dos anteriores.




 Imágenes Internet

Las pastillas del doctor Baxter, efectivamente, impedían soñar con el monstruo, pero la eliminación de los sueños tuvo unos efectos psicológicos realmente terribles, infinitamente peores que los de las más atroces pesadillas. Tal como habían intuido los psicoanalistas de finales del siglo XIX, el sueño es útil para la mente humana, no solo porque le permite evadirse de los sinsabores de la vida, sino porque lo ayuda a desahogar, de una forma relativamente inocua, los impulsos más oscuros del subconsciente. Destruida esa barrera de control que es el sueño, el lado oscuro del subconsciente se apodera de la mente y se convierte en el todo, provocando que nuestros demonios interiores salgan a la luz de forma inexorable. Así pues, una mañana millones de personas de todo el mundo que habían tomado las pastillas Baxter antes de acostarse se encontraron con las manos manchadas de sangre y enloquecidas por lo que habían hecho durante la noche. En vez de dormir y soñar, todos se habían levantado de sus camas en un estado de frenesí incontrolable y habían hecho realidad sus más tenebrosos deseos, bajo los efectos de algo peor que la simple locura. Quienes aún conservaban suficiente cordura para sentir remordimientos optaron por suicidarse, pero otros, completamente enloquecidos, siguieron violando y matando sin parar… hasta que otro loco más fuerte los mató a ellos.





Ahora estoy escribiendo esto (ignoro para quién), mientras alguien que una vez fue mi mejor amigo intenta entrar en mi casa para matarme. A él, como a tantos otros, lo han enloquecido las pastillas Baxter. Yo, al ser alérgico a uno de sus componentes, no llegué a tomarlas y gracias a eso aún conservo la cordura, ya que no la esperanza. Sé que todo está perdido, tanto para mí como para el resto del mundo, y el único consuelo que me queda es la comprensión: todo esto, desde la aparición del monstruo marino hasta ahora, siempre formó parte de un diabólico plan para destruir a la Humanidad, un plan ideado por una inteligencia inhumana e implacable. ¿Quién era realmente el doctor Baxter? ¿Qué provocó la locura de su ayudante, quien fue la última persona que lo vio antes de su desaparición y que poco después murió en un manicomio, chillando “Nyarlathotep, Nyarlathotep ha vuelto”? ¿A qué venía esa alusión a un dios del caos que, teóricamente, solo existe en las fantasías literarias de H. P. Lovecraft? 


Ahora debo terminar. Él ha conseguido derribar la puerta de mi casa y…



Septiembre/2018


jueves, 13 de septiembre de 2018

AÑORANZA Gloria Echeagaray B./ Antonio Fco. Rguez. A.


AÑORANZA
Gloria Echeagaray Blancarte (GREB)
Antonio Fco. Rodríguez Alvarado


 Imagen Internet


En silencio tu añoranza
A lo lejos la voz deseada
Una brisa suave
Olor a lluvia
Miles de gotas de agua
Y será imposible dejar de amarte.



Y es el cielo que tiende a lo infinito
Y la lluvia que se detuvo en lo divino
Allí donde solo llega
Quien puede tocar el alma.



Hermoso paisaje
Enmarca la magia
De tus palabras,
El sentimiento amaina
O se encrespa
Al caprichoso ritmo
De la lluvia
Cuya aromática frescura
Hace palpitar al corazón
Ante el recuerdo amado
Y una lágrima limpia
Su imagen en tu mirada.




Mazatlán, Sinaloa, Méx. 12.09.17




lunes, 10 de septiembre de 2018

SIN MADRE María Boettiger de Álvarez


¡SIN MADRE!
A la poetisa María Enriqueta C. de Pereyra
María Boettiger de Álvarez

Imagen Internet 




En mísero lecho, con gesto doliente,
La madre angustiada con fiebre delira,
Y el pequeño niño de rostro inocente,
Curioso la mira.


La luz de una vela apenas alumbra;
El niño solloza, la madre se queja;
¡Parecen fantasmas entre la penumbra
de la casa vieja!


-Mamá, tengo miedo… ¿Por qué estás callada?
¿Qué ya no me quieres? La noche está fría.
¿Por qué no respondes? ¿Qué, estás enojada,
madrecita mía?


La enferma, que escucha, extiende la mano
hacia el pobre niño que triste la mira.
A lo lejos vibran las notas de un piano.
¡La enferma suspira!


Muy cerca aletean rumores de fiesta;
los ricos magnates se entregan a un baile;
llegan a la enferma preludios de orquesta
Que trasmite el aire.


De pronto, la madre entra en agonía,
ya no mira al niño que cerca está de ella…
La fiesta prosigue con gran alegría.
¡La noche es muy bella!


El niño se azora de ver el semblante
de la triste madre que está agonizando,
y siguen las notas de aquel vals brillante
Que otros van bailando…


-No te duermas, madre, oye bien la fiesta.
¿Tienes tanto sueño, madrecita mía?
Oye, que bonita se escucha la orquesta
en la noche fría.


De la pobre madre cesaron las quejas;
parece que duerme con la boca abierta.
El niño la cubre con las mantas viejas
¡sin ver que está muerta!


Se acerca y la besa en la frente helada;
Creyendo que duerme, se acuesta con ella;
¡Y alumbra este cuadro, con dulce mirada,
la luz de una estrella!


¡Oh! noche serena, en tu negro manto
envuelves callada mil sueños de amor,
crímenes y fiestas, dolores y llanto,
que causan pavor.


¡Oh! noche callada, sigues impasible,
llevando en tus sombras misterio profundo.
Y un niño se queda, ¡parece increíble!,
solito en el mundo.


Los ricos se embriagan de luz y de vino,
y hay pobres que mueren sin luz y sin pan,
pero todos llegan al mismo destino.
¡Todos morirán!